Hora de crear riqueza

Hora de crear riqueza

No me malinterpretéis, no estoy intentado venderos el último evento que ha creado mi empresa en el que os enseño cómo os vais a hacer ricos en pocos años, a cambio de que asistáis a mi conferencia por el módico precio de 1.500€ la entrada…

Pero vamos a analizar la situación a sangre fría, fijándonos en el contexto a largo plazo y en lo que la historia nos puede contar que ha sucedido en situaciones similares a estas.

El desplome de las bolsas americanas ha sido de alrededor del 35%, el resto de las bolsas también han sufrido un revés para tomarlo en serio. Esto es un desplome en toda regla, de esos que pasan una vez cada diez años (más o menos) y que abren ventanas de oportunidad únicas

Hay un dicho que se repite desde siempre, y que la primera vez que fui consciente de una crisis, no conseguía entender…

En las crisis los ricos se hacen más ricos, y los pobres se hacen más pobres”

Después de unos cuantos años de lectura y de la compra de mis primeras acciones por el año 2008, entendí lo que quería decir ese dicho. Lo que pasa es que quizás está mal expresado y la verdad sea algo diferente… Algo como:

El dinero siempre acaba yendo con aquellas personas que se preparan para cogerlo, y las crisis, suelen ser una de esas ocasiones en las que hay personas bien formadas esperando a coger el dinero de las que no lo están…”

Un pobre, se puede hacer menos pobre en las crisis, incluso se puede hacer rico si tiene acceso a mucho efectivo y sabe cómo utilizarlo con buenas ideas. No es que el pobre se haga más pobre, es que aquellas personas educadas financieramente, saben identificar oportunidades que las personas que no lo están, no saben… Por ejemplo saben qué pisos en qué zonas son buenas oportunidades de comprar para su posterior alquiler, y saben cómo hacerlo. O saben qué acciones se están negociando por debajo de su valor “justo” y van a dar buenos rendimientos en años futuros. O ven oportunidad de montar un negocio de entretenimiento para niños online, en una época en la que muchos papás y mamás están teletrabajando y no tienen tiempo para dedicar a los niños que se quedan en casa todo el día porque tienen las clases suspendidas…

No puedo hablar de inversión en inmuebles. Nunca he invertido y por lo tanto no daría buenos consejos ni sabría cómo enfocar una inversión sólida, con buenos retornos a largo plazo. No todo es comprar un piso céntrico y se acabó, (ojalá… jejeje) sino que hay que saber seleccionar a los inquilinos, hay que tener en cuenta todos los gastos y conocer cómo beneficiarse de las ventajas oportunas (como amortizaciones) y hay que tener en cuenta que un vicio oculto que no veamos al comprar el piso (cañerías viejas por ejemplo, a las que les quede poco para empezar a dar problemas) puede complicarnos y mucho la inversión.

Sin embargo hace algo más de diez años desde mi primera inversión en bolsa, esa que mencioné arriba por allá por el 2008, así que los negocios cotizados son un activo en el que sin ser un experto, me muevo medianamente bien, y sé sacar algo de rentabilidad a mis ahorros.

Estamos en uno de esos momentos en los que merece descaradamente la pena comprar negocios a precios de mercado, ya que están siendo castigados en exceso por las malas noticias de estas últimas semanas, lo que hace que las expectativas para las economías mundiales seas malas, y esto al capital no le gusta, por lo que huye a ritmos que a veces, no tienen ningún sentido… Creo que esta es una de esas veces en las que no tiene sentido la velocidad y la cantidad de dinero que está huyendo de la renta variable. Esto abre una ventana de oportunidad para incorporar empresas muy sólidas a nuestra cartera, que hacía años que no veíamos cotizar a precios así de ridículos.

Sin ánimo de ser culpable de que alguien salga corriendo a invertir dinero que puede necesitar, o dinero que no necesite pero en activos que no conoce, diré que desde mi punto de vista, es el momento de crear riquezaEs una de esas pocas ocasiones en las que comprar activos de calidad va a hacer que a la vuelta de cinco, siete y diez años, se gane mucho dinero.

La renta variable está a niveles muy bajos, y si seleccionamos las acciones adecuadas podemos ser una de esas personas que “se hagan más ricas en las crisis”

También vale ser más conservador y simplemente comprar fondos índice, en el caso en el que no sepamos cómo valorar los negocios o no tengamos experiencia y confianza suficientes para comprarlos directamente nosotros.

En cuanto a mi cartera personal

Unos días antes del desplome – y que quede muy claro – por pura suerte, casualidad, decidí traspasar uno de mis fondos de renta variable (True Value) totalmente a uno de renta mixta, más conservador (Baelo) ¿Por qué digo “por pura suerte”? Porque es lo que ha sido… El coronavirus no se podía prever, y si lo hubiera previsto, no hubiera traspasado solo uno de los fondos, sino todos los fondos de renta variable y mixta a alguno que además no fuera de renta mixta, sino una posición bajista (por ejemplo Smart Social SICAV) para además de evitar el desplome de mi cartera, ganar dinero con este…

Hoy mismo mirando la cartera he decidido que a estos precios, dado que el fondo de renta mixta está menos castigado que los de renta variable, era momento de volver a entrar en True Value y aumentar la participación en Numantia, bajando al mínimo la posición en Baelo (que viene muy bien para este tipo de casos) Cuando la renta variable vuelva a niveles más altos, será momento de volver a rebalancear las posiciones, aumentando mucho el peso en Baelo y disminuyéndolo en True Value (Numantia quedará igual, incluso seguiré aumentando la posición)

Estamos en época de “sembrar buen Bambú”. Estamos en época de volvernos más ricos. Solo necesitamos buenas decisiones y paciencia.

Os animo a que empecéis a empaparos de información y posteriormente de buenos activos que os permitan vivir un poco más tranquilos el día de mañana.

Este es un buen libro para empezar a hacerlo:

Peter Lynch uno de los mejores inversores del mundo

¡Un saludo e inversiones prudentes!

Deja una respuesta