Cómo actuar si tu inversión cae

Cómo actuar si tu inversión cae

De nuevo, esta entrada fue escrita en mi primer blog con fecha Agosto del 2017. Aquí os la recupero para los nuevos lectores.

¡Buenos días! Algunos seguidores me preguntaban después de empezar a comprar y ver caídas qué es lo que estaba haciendo yo con las acciones. ¿Vendía o estaba aguantado?

Generalmente la gente que se pone nerviosa al ver sus cotizaciones caer es:

1. Gente que tiene poca experiencia en el mundo de la bolsa; no entienden porque han comprado, suelen comprar porque lo leen en algún foro o blog o cuenta de twitter, pero al no entender lo que hacen les entra el miedo cuando ven que pierden dinero.

2. Traders, e inversores por análisis técnico simplemente su sistema les dice que si el precio cae “X” tienen que salir, porque además muchas veces van apalancados, lo que significa que invierten con más dinero del que tienen y que un pequeño movimiento hacia el lado contrario que deseen les puede hacer perder mucho dinero, por lo tanto tienen que vender.

No voy a entrar en el tema análisis técnico y trading (de esto último ya hice una entrada) porque si seguís mi cuenta en twitter o leéis de forma regular el blog ya sabéis que para mí lo más sensato es comprar por valor, no entiendo que un precio rebote por que se dibuja una linea de tendencia, porque el RSI lo diga o porque una vela sea envolvente… Simplemente esto para mí no tiene lógica, pero sí que tiene lógica que, si una empresa está bien gestionada y cada año gana más, cada vez la acción esté más cara y aporte por lo tanto valor para nosotros, los accionistas.

Ciñéndonos al estilo value y al largo plazo, no tiene ningún sentido pensar en vender una acción porque esté bajando el precio de cotización de esta.

Pensemos un poco con la mente fría… ¿Hemos hecho los deberes? ¿Hemos estudiado bien el mercado y sacado finalmente el valor de la empresa, o hemos comprado por impulso y oídas? Si hemos hecho los deberes como debemos, no solo debemos de aguantar firmes en la posición, sino que si tenemos la liquidez suficiente y el desplome de la acción no está justificado (todos los fundamentales siguen bien) debemos aumentar todavía más la posición.

Puse cierto comentario en mi cuenta de twitter que no se supo entender;

“Lo fácil que es centrarse en 10 o 15 ideas, estudiarlas bien (por supuesto) y sabiendo lo que hacemos acumular hasta que lleguen a su precio objetivo y vender”

Algo parecido venía a ser mi twitt.

Esto no quiere decir que sea fácil controlar el factor psicológico, ni que sea fácil hacer un buen estudio de la compañía y menos del mercado entero, ni que invertir en bolsa sea dinero fácil… Quiere decir que nos empeñamos en complicarnos la vida con el VIX, con los tipos de interés, con el precio de las materias primas, con que mañana va a llover, con que al gato le falta comida… ¿Por qué? invertir y seguir las empresas escogidas ya lleva suficiente trabajo como para encima empeñarnos en ver problemas donde no los hay…

– Esque compraría más acciones de “X” pero va a pesar demasiado en cartera, no quiero que ninguna posición supere el 8% que hay que diversificar-

A ver, no se que cantidades gestionáis, pero no creo que nadie de los que lea este blog para inversores particulares esté gestionando dos millones de euros ni gestione o dirija un fondo de inversión para tener que rendir cuentas a la CNMV, por lo tanto no nos pongamos trabas y nos compliquemos las cosas, que tenemos algunas ventajas frente a estos señores que gestionan tanto capital y una de ellas es que no tenemos que limitarnos en porcentajes o pesos. Está claro que invertir nuestros 10.000€ o 60.000€ en un empresa es un riesgo innecesario y no es muy buena idea, pero sinceramente, si has hecho tus deberes bien y has dado con una oportunidad que tiene un potencial de revalorización a tres o cinco años de un 250% -por ejemplo- ¿de verdad vas a invertir solo un 8% aquí? creo que un porcentaje muy alto de mi capital (posiblemente un 20-30%) entraría en esta empresa, para ello me molesto en estudiarla, ver que el valor está muy por encima de la cotización y además, tener en cuenta lo defensiva que pueda ser esa compañía.

En conclusión, cada uno sigue sus pautas e ideas, pero un inversor en valor que tiene las ideas claras y los deberes hecho no va a vender NUNCA una posición porque esté cayendo la cotización e incluso aumentará si los fundamentales siguen bien y tiene liquidez acumulada.

Invertir en bolsa es sacrificado y hay que tener en cuenta el esfuerzo que lleva aprender y hacer un buen estudio de las empresas a comprar, pero sinceramente no es difícil si nos centramos en mantener las cosas sencillas, en no salirnos de nuestro circulo de competencia, y sobre todo en no intentar ganar un 100% en un año… Solo hay que entender lo que se compra y tener en cuenta que cuantas más empresas tengas en cartera más tiempo te va a llevar ponerte al día con ella y hacer un buen seguimiento de esta. Así que diversificar sí, ¡pero sin volvernos locos!

Puedes seguirme en:

¡Saludos e inversiones prudentes!

Deja una respuesta