2008 Mi primera inversión

Buenos días,

Aquí os dejo la entrada recuperada del año 2018, donde cuento mi primera compra en bolsa,

La entrada de hoy tiene que ver con la primera vez que decidí invertir en bolsa de la mano de quien por aquel entonces, era mi profesor de materias relacionadas con fiscalidad y temas laborales.

Un servidor tenía 18 años, y nunca se le había ocurrido que podría invertir en bolsa (aunque desde muy pequeño me llamasen la atención aquellas películas americanas en las que los números verdes y rojos bailan en los carteles electrónicos, y la gente chillaba porque se enriquecía o empobrecía rápidamente) porque lo que escuchaba en casa, era que ese mundo estaba reservado a los ricos, (lo cual inmediatamente me dejaba sin opciones) y además, porque lo único que se conseguía en la bolsa era ganar alguna vez cuando tenías suerte, y después perder todo lo ganado e incluso más (es decir, un casino en toda regla)

Y de repente un día llegó este señor (quien ahora es mi gestor, además de amigo) y me contó –no recuerdo muy bien el por qué- que acababa de invertir hacía unos días en el Banco Santander. Como os imagináis, lo primero que me vino a la cabeza fue:

  • ¿Pero este hombre es rico? ¿Por qué trabaja entonces dando clases de fiscalidad? ¿Por qué lleva un coche que sobrepasa los 10 años de antigüedad y que encima no es de marca? No entiendo nada…

Era el primer año que lo tenía como profesor, pero mi curiosidad pudo más que mi vergüenza y al acabar la clase salí detrás de él:

  • Profe… ¿inviertes en bolsa?
  • Si… ¿Por qué?
  • Pero… ¿eso no es para ricos? En mi casa siempre me han dicho que eso es para gente con mucho dinero…
  • -lógicamente mi profesor se sonrió- No… Tienes que tener unos ahorros, pero yo no soy rico, ¡ojalá!

Se me acababa de hacer “de día”

Después de esto, ya os podéis imaginar lo “cansina” y “agotante” que una persona con 18 años emperrada en conseguir algo puede ser… jejeje. Así que no le quedó más remedio a este podre hombre que acabar invitándome al “despacho de profesores” y contarme por encima, lo que se podía hacer con unos pequeños ahorros y tiempo.

Él, que todavía sigue especulando (y digo especulando porque así es, él no es un inversor fundamental, es más bien un especulador a medio plazo, y sinceramente he visto sus cuentas y le va muy bien) estaba a punto de enseñarme sin que yo lo supiese mi primera lección, “gestión del capital” y “no oigas ni mires el ruido de mercado”

  • ¿Cuánto dinero tienes ahorrado?
  • 2.000€
  • Vale, pues vas a hacer lo que yo te diga. Tienes que saber que yo me puedo equivocar, y que esto es decisión y responsabilidad tuya…
  • Sí, claro… por supuesto.
  • Ahora el Santander está muy bien para meter 1.000 euritos y ¡olvidarte! De aquí un año ya los sacarás, pero tú ahora no mires la bolsa, porque el precio se mueve y te pondrás nervioso, querrás vender y perderás el dinero. Hazme caso, no mires la bolsa y cuando yo te diga vendes. Y si tienes 2.000€, guarda mil, y metes solo mil.
  • Vale, Tranquilo que no vendo hasta que me digas. ¡gracias!

Efectivamente… Él no se equivocó y dos años después (o año y medio) vendí las acciones por encima de los 8€ (a parte de los dividendos que pagaba por aquel entonces el Santander)

SAN

No he conseguido (casualmente) mejor “timing” en una salida en mi vida, y a partir de aquí empecé a leer a los grandes y a iniciarme en esto de la bolsa, aunque me fui sesgando hacia más fundamentales y menos técnico.

Podéis ver la entrada en la flecha negra, y la salida en la fecha roja rellena.

El nombre de ese profesor, quién hoy en día ya ha leído la entrada y me ha dado permiso para publicar su nombre es «Luis Pomares» y es el mismo con el que actualmente, en mi antiguo instituto, doy pequeños cursos de iniciación a la bosa ( a coste 0, por supuesto)

¿Cuál fue vuestra primera inversión? Un saludo, ¡espero que hayáis disfrutado el relato de mi primera vez en bolsa!

¡Saludos e inversiones prudentes!

Deja una respuesta